Crece la ciberdelincuencia en las aplicaciones de mensajería instantánea.

Crece la ciberdelincuencia en las aplicaciones de mensajería instantánea. 1200 800 OpenSpring

Las aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp y cada vez más Telegram se han convertido en una pieza fundamental en la comunicación de nuestro día a día, gracias al intercambio de mensajes a gran velocidad como antes no hubiésemos podido imaginar.

Usamos tan habitualmente estas apps que tenemos una sensación de “falsa seguridad” con ellas, algo que no pasa inadvertido para los ciberdelincuentes, que ven una oportunidad y un negocio bastante lucrativo.

Debido a la gran cantidad de usuarios, los fraudes a través de estos softwares de mensajería son bastante prolíficos y a medida que se incrementa su uso también se van sofisticando estos ataques, aprovechando todas sus vulnerabilidades.

Algunos de esos ataques pueden venir a través de la instalación de un “mod” de fabricante desconocido que instale código malicioso en tu dispositivo; los frecuentes ataques de phishing haciéndose pasar por entidades financieras o simplemente explotando las vulnerabilidades que estas aplicaciones contienen.

Estos peligros acechan a toda la población por sus escasos conocimientos en ciberseguridad. Las nuevas generaciones rodeadas de tecnología desde su nacimiento, son las que más se despreocupan a la hora de aceptar tratamiento de datos en apps de dudosa procedencia, o introducir datos bancarios sin mirar si el destinatario es de confianza.

Por otro lado, están las personas que han tenido un acceso más tardío a esta tecnología, que son más desconfiados para suministrar información sensible, aunque a veces su desconocimiento sobre las nuevas tendencias y tecnologías les hace más vulnerables y presas más fáciles de embaucar.

Para evitar estafas en este tipo de aplicaciones, desde OpenSpring recomendamos que antes de facilitar cualquier dato personal o bancarios compruebes que el medio de comunicación es seguro y el destinatario de confianza, además de evitar la descarga de software de dudosa procedencia.

Ante cualquier duda, puedes contactar telefónicamente con la empresa en cuestión para tener mayor certeza de que los pasos para realizar los pagos han sido correctos y están siendo verificados. Por supuesto, ante la duda de que tu empresa esté bajo ataque o pueda ser vulnerable contacta con una empresa de ciberseguridad y cambia los claves de acceso.